Crear contraseñas seguras para internet

ContraseñasUna contraseña o password (en inglés) debe considerarse una información secreta.  Son claves que usamos para tener acceso a nuestra información privada que se encuentra almacenada en algun ordenador, cuentas de correo electrónico, cuentas bancarias o cualquier otra fuente de almacenamiento de información, ya sea privada o confidencial.
Normalmente suele estar formada por caracteres alfanuméricos y se utiliza como una forma de identificación para controlar el inicio de sesión y el acceso a un servicio o recurso.



El problema principal de la seguridad en las contraseñas se encuentra al emplear caracteres o letras muy fáciles de recordar por lo tanto bastante débiles para la protección de nuestros datos, ya que esto permite que los intrusos realicen algunos ataques contra sistemas de acceso para intentar comprometer la seguridad que se tiene.

La mejor solución para evitar cualquier tipo de problema es utilizar contraseñas robustas que otorguen un grado de seguridad más elevado para la protección de la información.

Una contraseña segura es aquella que cuenta con caracteres especiales y un mínimo de longitud de la misma. La contraseña ideal debe tener como mínimo ocho caracteres, combinando letras mayúsculas, letras minúsculas, signos de puntuación y números. Cuanto más diversos sean los tipos de caracteres de la contraseña, más difícil será adivinarla y cuantos más caracteres tenga mejor.

Consejos para mejorar la seguridad en Internet

No usar palabras conocidas. Cualquier contraseña que este formada por palabras conocidas que aparezcan en los diccionarios pueden ser fáciles de averiguar.

Cambiar de contraseña. Nunca utilizar la misma contraseña para todos los servicios o registros que realicemos en Internet. Cambiar de contraseña es fundamental, sobre todo en los servicios más delicados como banca online.

No utilizar en tu contraseña información personal. No se debe utilizar fechas de cumpleaños, números de teléfono, direcciones, apodos, nombres de familiares, etc. ya que es información relativamente fácil de descubrir.

Cambia de forma periódica tu contraseña. Como una buena práctica de seguridad es recomendable renovar las contraseñas más importantes cada varios meses.

 

Escribir comentario